Tienen derecho a ser educados en la generosidad

Los niños y niñas de 6º de Primaria del CEIP Virgen de la Vega, de Moraleja, Cáceres, sensibilizados por el impacto negativo de la pandemia en su localidad, están llevando adelante el proyecto Moraleja, una empresa de tod@s, con la finalidad de fomentar el consumo local en el post-coronavirus y revitalizar el pequeño comercio de la población, muy castigado por la crisis. Su profesor vertebra este proyecto solidario con las materias de Matemáticas, Lengua, Ciencias Sociales y Plástica. 

Los niños y niñas de la Escuela Solc de Barcelona han respondido a la demanda #Cartesambcor  («Cartas con corazón») de diversos hospitales de esta ciudad y han elaborado y enviado mensajes de apoyo, dibujos, poemas, cartas o vídeos a los enfermos confinados y al personal sanitario. Con estas acciones no solo se han sensibilizado hacia las personas vulnerables, sino que han mejorado su escritura, su comunicación, su capacidad organizativa, su creatividad…

Los chicos y chicas de Formación Profesional del centro educativo Proyecto Ergos en Dos Hermanas (Sevilla) en el marco del proyecto ErgosScapeVirus han diseñado actividades de animación en balcones y preparado sesiones deportivas adaptadas a los hogares, para diferentes edades y perfiles de actividad. Son estudiantes de los ciclos formativos de Actividades Físico-deportivas y de Animación Socio-deportiva y este proyecto también les ayuda a ellos a consolidar y aplicar sus aprendizajes profesionales.

Estos son ejemplos de proyectos de aprendizaje-servicio (ApS) nacidos en pleno periodo de confinamiento. A través de prácticas ApS como ésta los chicos y chicas aprenden conocimientos, habilidades, actitudes y valores haciendo al mismo tiempo un servicio a la comunidad.

En el aprendizaje-servicio los chicos y chicas detectan un problema social, piensan soluciones, se organizan y llevan a cabo su proyecto, aplicando y movilizando de esta manera aprendizajes no solamente curriculares, sino también vitales y significativos para toda la vida.

El aprendizaje-servicio es una manera de aprender y de enseñar fuertemente vinculada al deseo de una sociedad más justa y a un modelo de ciudadanía comprometida en ello,  con clara inspiración en la ética del cuidado.

Los niños y niñas tienen derecho a ser educados en la generosidad. Tienen derecho a contribuir a mejorar la sociedad, a hacer de este mundo un lugar más fraternal y más habitable. 

No podemos negarles este derecho. Y no podemos esperar. Porque, como nos recordaba el filósofo Leonardo Boff y como nos ha demostrado esta crisis, sin generosidad, sin fraternidad, sin responsabilidad hacia los demás, en definitiva, sin cuidados… la vida perece.

Red Española de Aprendizaje-Servicio

Roser Batlle

Sigue la campaña en las redes sociales

¿El derecho a la educación en tiempos de pandemia: actuaciones colectivas que marcan la diferencia?

¿El derecho a la educación en tiempos de pandemia: actuaciones colectivas que marcan la diferencia?¡No estábamos preparados! ¿Quién se imaginaba...

Historia de la infancia para construir futuro

Historias de la infancia para construir futuroEn un pequeño grupo de 3º de Educación Infantil (CEIP) de Navarra, se planteó realizar una recogida de...

Volver la mirada hacia lo rural

Volver la mirada hacia lo rural Existe un viejo dicho que nos alerta de la tozudez de las personas para cometer errores: “Los seres humanos son el...
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies