El COVID no tiene fronteras

“El COVID no entiende de fronteras, pero si de desigualdad y de pobreza»

Joy llegó de Nigeria hace varios años y desde entonces todos los días, en la esquina de una calle de Madrid, donde el semáforo hace esperar a los impacientes conductores un largo rato, aprovecha para vender pañuelos en las horas de más afluencia, entre las 7 y las 12h. Saluda y conversa con las personas al volante y se ha convertido en una figura familiar para todas aquellas personas que habitualmente van al trabajo en esas horas. Es una muchacha joven y sonriente, del que sabemos muy poco, pero que se ha convertido en parte de nuestra cotidianidad.

Desde que empezó el confinamiento y las calles se quedaron desiertas, ella también desapareció. Muchas días me pregunto que habrá sido de ella, si tendrá un lugar para quedarse y dinero suficiente para comer. Al igual que Joy, muchas otras personas migrantes están pasando por la misma situación. 

La actual crisis afecta a todas las personas, pero lo hace con especial impacto en los colectivos más vulnerables.  Esta situación ha dejado a muchas personas sin empleo y sin ningún tipo de prestación para cubrir sus necesidades básicas. 

Esto se agrava aún más con las  personas migrantes sin papeles. Por ejemplo, para las mujeres que trabajan como internas en tareas del cuidado, la situación ha resultado muy difícil para algunas de ellas, que han sido despedidas y se han encontrado sin ingresos o techo para vivir. Para afrontar esta situación algunas organizaciones han creado fondos de emergencia para que estas personas puedan cubrir las necesidades básicas de alimentación, medicamentos, alojamiento, etc. También hay organizaciones como Mujeres con Voz que ofrecen asesoramiento legal  gratuito para que estas personas puedan recibir ayudas y apoyo en el contexto actual, o la organización Calala que ha creado cajas de resistencia

 Y se han organizado algunas campañas para lograr que se regularice a todas las personas “sin papeles” ante la emergencia sanitaria, tal y como se ha hecho en Portugal y en Italia. El  Comité de Emergencia Antirracista trabaja para el reconocimiento de los derechos de todas las personas sin importar su origen y condición y ha lanzado la campaña #RegularizaciónYa. Se plantean como salir de esta crisis como una sociedad más fuerte capaz de apostar por un futuro que incluya a todas las personas.

Manuela Mesa

Sigue la campaña en las redes sociales

¿El derecho a la educación en tiempos de pandemia: actuaciones colectivas que marcan la diferencia?

¿El derecho a la educación en tiempos de pandemia: actuaciones colectivas que marcan la diferencia?¡No estábamos preparados! ¿Quién se imaginaba...

Historia de la infancia para construir futuro

Historias de la infancia para construir futuroEn un pequeño grupo de 3º de Educación Infantil (CEIP) de Navarra, se planteó realizar una recogida de...

Volver la mirada hacia lo rural

Volver la mirada hacia lo rural Existe un viejo dicho que nos alerta de la tozudez de las personas para cometer errores: “Los seres humanos son el...
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies