Conectividad y puentes de solidaridad: lo que nos hace personas

“Que las nuevas tecnologías lleguen a todos para mantener el mundo conectado en tiempos de distanciamiento social»

10 pulgadas se han convertido hoy en la medida suficiente para abrirse paso a cualquier lugar del mundo y cualquier información posible. Gracias a las tecnologías, la conexión global y las fuentes de información y comunicación infinitas han llegado a nuestras manos. Sin embargo, está tecnología que tan útil se ha convertido en este confinamiento, es un recurso limitado al que no todo el mundo tiene acceso. Dada su relevancia, más aún si cabe en este periodo, tecnología y solidaridad se han unido para poder llevar este recurso a la mayor cantidad de gente posible para paliar la brecha digital. 

Si bien las instituciones públicas han puesto en marchas múltiples iniciativa por todo el  país, esta brecha se acentúa en educación, donde ha sido y sigue siendo una de las principales preocupaciones para hacer llegar la enseñanza al alumnado. No todos los estudiantes pueden acceder a Internet para seguir el curso escolar ni todos los que acceden lo hacen en igualdad de condiciones. Con este motivo, tanto empresas como entidades sociales han creado distintas iniciativas y propuestas. El  Programa ProFuturo ha donado 1.000 tablets a la Comunidad de Madrid para que niños y niñas en situación de vulnerabilidad puedan acceder a recursos educativos, mientras que otras como la Red Cántabra de Apoyo Mutuo ha presentado la app ‘DonoMiWifi‘, que permite compartir red entre vecinos para que ningún estudiante se quede sin acceder a su educación durante el confinamiento, aunque siempre con precauciones

Pero la enseñanza no ha sido el único motivo. Comunicarse con nuestros seres más queridos también se ha convertido en una ardua tarea generada por esta brecha. En Aragón empresas y particulares han donado más de 700 tablets a las residencias con estos motivos, siendo  la iniciativa ‘Hable con ellos’, liderada por el oscense Alberto Ibor, una de las más importantes al conseguir por donaciones 566 tablets que se van a repartir por 318 residencias de la Comunidad gracias a la colaboración de diferente asociaciones. 

Iniciativas similares se han producido para poder unir a los hospitalizados con sus familiares. Iniciativas como Mirarte otra vez o Acortando la distancia, se han unido a las donaciones por partes de empresas o la compra por parte de los hospitales para facilitar esta tarea tan necesaria. 

Lejos del lado menos humano que tiene la tecnología como forma de aislamiento, es gracias a estas iniciativas y usos cuando corroboramos su función y componente más humano; recordándonos que más allá de una tecnología que debe enfrentarse al reto de ser democratizada, su evolución y la sociedad pueden ir de la mano.

Jorge Manso

 

Sigue la campaña en las redes sociales

Libro de campaña

EL LIBRO DE CAMPAÑAEsta campaña ha sido un trabajo conjunto, fruto de una “red de redes” integrada por 5 organizaciones que han trabajado juntas en...

¡Seguimos!

¡SEGUIMOS!Esta campaña ha sido un trabajo conjunto, fruto de una “red de redes” integrada por 5 organizaciones que han trabajado juntas en el ámbito...

¿El derecho a la educación en tiempos de pandemia: actuaciones colectivas que marcan la diferencia?

¿El derecho a la educación en tiempos de pandemia: actuaciones colectivas que marcan la diferencia?¡No estábamos preparados! ¿Quién se imaginaba...
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies