La pobreza no debe entenderse sólo como la falta de medios económicos, sino como la ausencia de oportunidades para lograr un nivel de vida digno. 

 

 

 

La lucha contra la pobreza, se entiende no sólo como la necesidad de superar la carencia de ingresos y bienes, sino también como la de ampliar los derechos, oportunidades y capacidades de la población más desfavorecida. NO ES FALTA DE RECURSOS, ES FALTA DE VOLUNTAD POLÍTICA y por ello se hace tan necesaria la presión de la sociedad civil sobre gobiernos y corporaciones para erradicar la pobreza.

 

La pobreza y la riqueza, la escasez y el exceso son realidades distintas que se relacionan entre sí. 

Pese a las reducciones globales, hoy cerca de 1.000 millones de personas siguen viviendo con menos de 1 dólar al día y la distribución de la riqueza continúa siendo desigual, tanto en el interior de un mismo país, como entre países. Un etíope medio es 35 veces más pobre que un europeo medio.

 

Si quieres saber más, visita nuestro itinerario educativo ERRADICAR LA POBREZA ES POSIBLE, elaborado por Ana Barrero.


También te recomendamos la página de la campaña POBREZA CERO

 

No queremos dejar pasar la oportunidad de animaros a compartir la noticia que InspirAction publicó hace unos días en su Web: » histórica victoria de los sin tierra en India«, un buen ejemplo de cómo la movilización social puede incidir sobre la voluntad política de sus gobernantes.