De la Paz en el Hogar a la Paz en el Mundo:

¡Desafiemos al Militarismo y Pongamos Fin a la Violencia Contra las Mujeres!

Los 16 Días de Activismo Contra la Violencia de Género es una campaña global anual de WILPF (Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad) que se lleva a cabo del 25 de noviembre, Día Internacional Contra la Violencia Contra las Mujeres, hasta el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos. A través de esta campaña se quiere poner de manifiesto la conexión entre el militarismo y la violencia contra la mujer, reflexionando cómo el militarismo es una fuente de violencia con consecuencias específicas contra las mujeres. 

 

Como una ideología que crea una cultura del miedo, el militarismo apoya el uso de la violencia, agresión e intervención militar en la resolución de disputas y en la aplicación de intereses políticos y económicos. Privilegia formas violentas de masculinidad y refuerza la convicción de que la violencia es una forma efectiva de resolver los problemas. El militarismo a menudo tiene consecuencias graves para la seguridad y protección de nuestra sociedad en su conjunto, incluyendo mujeres, niños y hombres.
La Campaña se enfoca en tres áreas prioritarias:
1. Violencia por parte de los actores estatales: Los gobiernos y actores estatales utilizan la violencia para alcanzar objetivos políticos imponiendo violencia e intimidación como medidas de “seguridad”  y sin considerar las consecuencias que impactan diferenciadamente en las mujeres.
2. Violencia domestica y el rol de las armas cortas:  La violencia domestica continua siendo una realidad a nivel mundial, y se vuelve aun mas peligrosa cuando las armas cortas (pistolas, machetes, etc.) están presentes en el hogar.
3. Violencia sexual durante/después de conflictos:  La violencia sexual es usada para reforzar las jerarquías políticas y de genero, y son usadas como arma para castigar a la población.
Para conocer más sobre esta campaña visita la Website de WILPF Internacional
Folleto de la campaña en castellano
Especial interés tiene el documento VIOLENCIA DOMESTICA Y ARMAS CORTAS donde se pone de manifiesto el vínculo entre la Proliferación de las Armas Cortas y su papel en la Violencia Doméstica: «Tal vez el más estremecedor, el mayor riesgo de violencia hacia una mujer por el uso de armas no esta en las calles, o el campo de batalla, está en su hogar». Los asesinatos en la familia son los únicos homicidios en donde las víctimas mujeres superan en número a los varones.
Por ello esta campaña pone el foco en la estrecha vinculación que existe entre las armas en el hogar y el desarme. De casi los 900 millones de armas pequeñas que hay en el mundo hoy en día, mas del 75% está en manos de personas individuales -muchos de ellos hombres- y guardas en los hogares. Las estadísticas dicen que es mas probable usar un arma que esta en la casa para intimidar físicamente o herir a los miembros de la familia, que usarla contra un intruso o ladrón.